KARUNA

Karuna es una palabra sánscrita cuyo significado es «compasión». Haciendo referencia a la compasión como antídoto para la crueldad que en muchas ocasiones nos infligimos a nosotros mismos y también a los demás.

Karuna, compasión, fue y sigue siendo nuestro modo de vivir. Compasión hacia los demás y hacia uno mismo. Aprender a querer y amar esas partes de ti que vas descubriendo y que en un principio no te parecen «correctas». Y de esta manera, a través de la autocompasión y de la aceptación plena puedes amar a los demás.

Saber y entender que eres humana, sin exigirte nada más allá y comprendiendo que todos pasamos por algo y que es lícito no estar bien, es el inicio de la sanación. De la compasión se pasa al amor, tu mirada interna empieza a ser más suave y empática y empiezas a vivir de nuevo.

Así es que Karuna representa un viaje interno desde lo más oscuro del ser, recorriendo cada rincón y transformando la resistencia y la lucha en aceptación y cambio. Llevando así luz a todas nuestras sombras como un proceso continuo de evolución.

Sentir bonito, a veces, y menos bonito algunas. Saber y comprender que experimentamos emociones que nos hacen sentir muy bien, y emociones que nos revuelven por dentro causándonos mucha incomodidad. Saber que todo forma parte de la experiencia humana y que estamos todos aprendiendo en el camino.

Esto es compasión, esto es Karuna.